Todo empieza por el amor hacia una misma

Existen muchas causas después de una ruptura para que sientas una falta de autoestima.

Reflexionaremos sobre algunas de ellas para que tomes consciencia y decidas quererte como mereces.

Tenemos falsas creencias sobre la relación entre “estar en pareja” y “sentirnos mejor con nosotras mismas por el hecho de estarlo.

Al principio nuestra relación con la soledad nos es demasiado buena. Queremos evadirnos, no nos gusta estar sola. Reconciliarnos con ella, hacernos amiga de la soledad nos va ayudar.

La soledad nos va traer la calma, la paz interior, el conocomiento de nosotras mismas y muchos beneficios más que si nos permitirmos sentir, lograremos un estado de equilibrio interno que ninguna otra cosa te puede aportar.

Estar en soledad es “estar contigo misma” y si tú no te soportas, no eres capaz de estar bien “contigo misma”, no puedes pretender que los demás quieran estar bien contigo y disfrutar de tu compañía. Porque estar bien contigo misma es quererte, cuidarte, mimarte, escucharte, saber estar en paz, tranquila, y esto proyectará de tí una gran armonía y equilibrio que hará que los demás deseen estar contigo.

Antes de tener pareja ya deberíamos plantearnos que grado de amor nos procesamos a nosotras a mismas, porque sin duda esto tendrá un gran influencia a la hora de encontrar pareja o de vivir una relación sana.

Si no consideramos nuestra valía, lo que nosotras “ya somos” “lo mucho que valemos”… Iremos a una relación “desde la carencia”, buscando aquello que no tengo en el otro o desde el “necesito sentirme querida para “sentir que valgo”, “que soy guapa”, “que soy alguien especial” “que merezco el amor de un hombre”… y tonterías de estas. Muchas de ellas tienen que ver con la educación que hemos recibido, creencias del pasado, la cultura y todo lo que se nos ha ido vendiendo a través de pelis, cuentos y demás. Conceptos que hemos ido integrando en nosotras, sin ser conscientes del daño que nos pueden hacer.

¿Te han dejado?

En el caso de que te hayan dejado, quizás sientes que no vales lo suficiente, que no estabas a la altura de esa persona. Que quizás encontró a alguien mejor que tú. Son muchos los pensamientos equivocados que te dices a ti misma. Pero sí le das poder a esos pensamientos te creerás todo aquello que te estás contando acerca de lo sucedido.

Tu valía como persona, como mujer, tu belleza, tu ser interior, todas tus capacidades, tus dones, cualidades, todo lo que te hace especial, siguen ahí. Si esa relación no ha funcionado, no te culpes. Si decidió que ya no quería estar contigo, no es tu ámbito, no pienses que malo has hecho, que ha fallado en ti o si has dejado de gustarle. Esta persona tomó esa decisión y debes respetarla porque querer estar con alguien que ya no te quiere, es quererte poco o nada a tí misma.

Deja de sabotearte, evita pensamientos negativos, la forma de hablarte, tus pensamientos son los que marcan tu estado emocional. Eres tú misma la que te provocas el sufrimiento apegándote a ellos, no te ayuda, ni tiene sentido. Y todo ello te crea ansiedad, insatisfacción y muchas emociones que debes saber gestionar.

Comienza un decirte cosas bonitas. Recuerda tus logros, todo lo que has hecho y construído en tu vida. Tus dones, tus talentos. Toma consciencia de las personas que te quieren, familia amigos. No estas sola, una cosa es estar en pareja y otra estar aislada, desvalida… No te cuentes mentiras acerca de la soledad.

Respeta su decisión, suelta y deja marchar, los apegos no son buenos. Plantéate incluso si tienes “dependencia emocional”, esa sensación de que sin esa persona no podrías vivir. La dependencia emocional como cualquier otra dependencia “es una adicción”. Si lo detectas en ti, busca ayuda. Información, terapia, si sientes que por tí misma no logras desengancharte de esa necesidad de estar con esa persona. Incluso sabiendo que la relación no funcionaba.

Céntrate en ti, en controlar tus pensamientos, ya que ellos te llevarán a determinadas emociones y éstas a tomar a acción. Quedarte aferrada al pasado, a revivir momentos, a tratar de encontrar respuestas, te bloquea y no te ayuda avanzar. Retoma tu vida, tus ilusiones, las cosas que te gustaba hacer y dejaste por estar en pareja. Retoma esas aficiones, salidas, amistades, ocio…

Tu autoestima aumentará si conectas con tus talentos, con aquello que sabes hacer bien y te sientes bien con ello. Enfócate en lo que quieres hacer, ponte objetivos, metas. Es importante que “estés en tí”, es otra premisa importante a la hora de valorar tu autoestima. Quererte es priorizarte y enfocarte primero en tí. Si no estás en tí, te pierdes.

Recuerda quien eres y lo que vales y todo lo que puedes lograr si te lo propones porque siempre podemos mejorar y lograr “la mejor versión de nosotras mismas”. Cada día tienes la oportunidad de “elegir ser feliz”.

Empodérate. Si esa persona de te dejó es porque ya no es para ti, ni tú para él y la vida se ha encargado de poner las circunstancias adecuadas para que se produzca esa ruptura. La vida tiene un plan mayor para ti y es que crezcas como persona, que evoluciones y por difícil que nos resulte entender lo que estamos viviendo y sintamos que no lo merecemos, muy pronto te darás cuenta que incluso tienes que estar agradecida de tener la oportunidad de vivir esto para aprender las lecciones necesarias que te llevarán a una vida más plena y feliz.

Tómate la ruptura como una oportunidad de “reinventarte”. A partir de tomar consciencia de todos tus logros para llegar a ser la mujer que eres… ¿te das cuenta el poder que tienes?, ¿todo lo que has conseguido?, ¿todas tus luchas?, tu fortaleza…

Cuando vivimos una situación difícil, y nos estamos enfocando en ello, se nos olvida que en nuestra vida, ya tuvimos situaciones dolorosas, complicadas, traumáticas y las superamos y que profesionalmente hemos hecho grandes cosas, o como madres, o en infinidad de proyectos de vida en los cuales demostramos gran capacidad de sacarlo adelante. Piensa en ello, en todo lo que has logrado en esta vida, desde que comenzaste a caminar, cuando eras niña. 

Eres una mujer más fuerte y poderosa de lo crees, solo tienes que recordarlo y empoderarte. Nada ni nadie determina lo que somos, tu eres dueña de tu ser, y no debes darle el poder a nadie de cambiar la concepción que tienes de ti misma. Esta situación tampoco podrá contigo, si tú no lo permitesLa vida no nos pone ningún obstáculo que no podamos superar.

Recupera la confianza en ti porque tienes que vibrar desde ahí. Volver a tu alegría natural. A tu esencia. En estos momentos es cuando más te necesitas, cuando más tienes que quererte y hacer por ti. Es muy probable que las personas que te rodean lo detecten mejor que tú y te digan, “no eres la misma”, ” no hay luz en tus ojos”, “te falta tu chispa”… y quieren volverte a ver bien, quiere ver tu “ser verdadero”.

Aceptar los cambios. La vida es cambio continuo. Negarse a esto es apego y ello conlleva sufrimiento. Nada permanece y aceptar esto desde el principio de una relación es lo más sensato. Crecimos con la idea del amor para toda la vida, creencias religiosas, educación, muchas ideas que con los años y la experiencia hemos podido constatar que no son así. Que conocemos a alguien, nos enamoramos y que nada garantiza que podamos permanecer con esa persona toda la vida. Evolucionamos, cambiamos, y esto es positivo y necesario.

Estamos con las personas adecuadas en los momentos adecuados y cuando es necesario un cambio, para seguir creciendo, aunque sea doloroso e incompresible al principio debemos aceptarlo e integrarlo y confiar en la vida porque de lo contrario sufriremos.

Y no es lo que ocurre si no lo que nos decimos que ocurre, nuestros pensamientos y diálogo interior es el que nos hace sufrir.

Cuando tomas tú la decisión

Si fuiste tú la que tomó la decisión de la ruptura, y a pesar de ello comienzas una nueva vida insegura, con miedos, pensando en el qué dirán, en las críticas… Recuerda lo que te he dicho antes;

  • NO DES EL PODER A NADIE DE CAMBIAR LA CONCEPCION QUE TIENES DE TI MISMA
  • NO PONGAS EL FOCO EN LOS DEMAS, EN LO QUE PUEDEN OPINAR DE TI, ELLO PUEDE MERMAR TU ENERGÍA E INFLUIR EN TU AUTOESTIMA.

No te culpes, en una relación la responsabilidad sobre lo que ocurre en ella es de ambos. Si sentías que no funcionaba, que habías culminado vuestra etapa juntos y decidiste que ya no deseabas continuar tu vida con esa persona, tienes que estar tranquila, porque en cada momento “siempre tomamos la mejor decisión”.

Has tomado esa decisión y no otra, así que la decisión que has tomado es la que es y ya está. En ese momento para ti no había otras opciones, sentías que debías hacerlo y estoy segura que pensabas en qué era lo mejor para tí en ese momento.

Cada acción que tomamos en la vida es ni más ni menos la única opción posible. Porque en ese momento así lo decidiste, creyendo que era lo mejor que podías y sabías hacer.

El sufrimiento del otro (si lo hay), es su ámbito, no te compete. Nadie le inocula a nadie las emociones que debe sentir. Las emociones se las genera una misma. Aunque haya una situación, “un disparador”. las emociones te las creas tú y como tal, tienes el poder de gestionarlas.

Cada uno lidia con sus emociones, cada uno vive las situaciones y las interpreta a su manera y es libre de decidir manejarlo de una u otra forma. Solo podemos manejar nuestra vida, nuestras emociones, nuestros sentimientos, nuestras decisiones y actos, no el de los demas. El como les afecten a los demás lo hechos es de su competencia.

Puedes comenzar una vida en soledad, caminando fuerte y segura. Sin mirar atrás, sin importarte en el qué dirán. Anteriormente te hablaba de la importancia de llevarte bien con la soledad. Es importante que dediques un tiempo a conocerte bien, a estar sola contigo misma y desde ahí serás capaz, cuando estés preparada de iniciar una nueva relación

Sigue creyendo en tí. Atrévete a salir, aunque tengas miedo, sal. El miedo nos va acompañar siempre en la vida, tenemos que mirarle de frente, hacernos amigas del miedo. Resistirnos, evitar tener miedo es una lucha infructuosa que lo hará mucho más grande de lo que en realidad es. Cree en ti y en tu capacidad de vivir tu vida a pesar de tener miedo.

Sabes que puedes enfrentarte a todo cuanto te propongas. Reflexiona sobre tus fortalezas, reafírmate y no dejes que las circunstancias te hagan sentir diferente o inferior al resto del mundo.

RECUERDA:

  • NO DES EL PODER A NADIE PARA QUE INFLUYA EN TU AUTOESTIMA NADA NI NADIE DETERMINA LO QUE ERES

  • NO DEJES QUE TE IMPORTE LO QUE DIGAN LOS DEMAS

  • CUIDA LO QUE TE DICES DE TI

  • ACEPTA LA RUPTURA PORQUE ESA PERSONA YA NO DEBE ESTAR EN TU VIDA

  • RECUPERA LA CONFIANZA EN TI MISMA

  • RECUERDA TUS FORTALEZAS, TUS DONES, TUS TALENTOS, LO MARAVILLOSA QUE ERES, TODO LO QUE HAS LOGRADO EN LA VIDA Y PODRÁS EMPRENDER UN NUEVO CAMINO LLENO DE OPORTUNIDADES.

  • CADA DÍA PUEDES HACER AFIRMACIONES COMO

SOY FUERTE – SOY CAPAZ – SOY MARAVILLOSA

“Puede que al principio no te creas lo que te dices e incluso te cueste, pero aun así hazlo, esto tiene un gran poder y pronto sentirás el cambio”

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar