La libertad es interna

Superar una ruptura de pareja, lleva implícito, soltar, dejar ir el pasado, la relación, a nuestra ex pareja. Soltar la esperanza, las espectativas y aceptar la realidad del momento presente.

En la primera etapa estamos en el duelo y es normal los procesos de negación, rabia, tristeza…todo esto lleva su tiempo de integración, de sentir, de sanar y cada persona lo lleva de manera especial y única. Sin embargo, es necesario avanzar y para ello es importante abrir la mirada y la conciencia.

No te puedes quedar atrapada ahí, si amas la vida, si te amas a ti, querrás eliminar, sanar, todo aquello que te lastima y te bloquea y es por ello que se hace obvio dar un paso más hacia la aceptación, en ese proceso de soltar e ir rompiendo los vínculos te mantenían atrapada en un pasado que ya se fue.

Sin embargo, es lo que más cuesta y las emociones de rabia, culpa…nos mantienen en un apego permanente con ese pasado, lo cual hace muy difícil superar la ruptura de pareja, llegando a un estado de paz y armonía interna, qué es lo que deseamos después del dolor de la pérdida.

Nos aferramos al pasado, a los recuerdos, a la ex pareja, por meses y a veces por años y esto conlleva sufrimiento. No nos liberamos y la libertad es interna, es profunda, no es una libertad real.  El hecho de que ya no tengamos pareja no nos hace libres de verdead, sino se produce esa libertad interior, la que te da el haber soltado aquellas expectativas que teníamos y todas las cadenas, los miedos, las creencias, necesidades que creíamos cubría nuestra pareja…

Hasta ese día en el que seamos capaces de mirar atrás y sentir que estás bien, independientemente de la vida del otro, si ya está con otra o no, si es feliz… Es entonces cuando habrás roto tus cadenas de verdad.

Y para que esto ocurra hay 5 claves importantes que tienen que darse en este proceso de soltar o dejar ir después de la ruptura para recuperar por fin tu libertad y vivir en un estado emocional de paz y equilibrio. 

1. Toma la responsabilidad

Darte cuenta que tú eres la responsable de esa libertad, tú te haces libre a ti misma. Es un camino de vuelta hacia ti. Tendemos a “culpar al otro” de nuestra infelicidad y dejamos fuera un poder personal que nada ni nadie nos debería arrebatar. Mientras tengamos puesta la mirada ahí, nada va a cambiar. Permanecer en la culpa es insano, carente de aprendizaje. Nuestra esencia es amor, comprensión y compasión. Opuesto al juicio, a la culpa. 

Podemos meditar acerca de las personas que atraemos en nuestra vida, de repetición de patrones, de que todo lo que nos pasa ocurre por y para algo y de cual es el aprendizaje que ello conlleva. Echar siempre balones fuera, culpar a la vida, a la mala suerte a otros, poner el enfoque fuera de ti sobre la razón por la que te ocurren las cosas, evitando tu propia responsabilidad en tu propia vida, es permanecer dormida y negar el verdadero significado de todo lo que nos pasa.

Somos creadoras de nuestra propia vida y circunstancias de forma más o menos consciente pero esto es un aprendizaje que más tarde o más temprano lo integraremos. Muchas veces son paradigmas y creencias del pasado los que nos llevan a determinadas relaciones y conductas, baja autoestima, dependencia emocional, falta de valores, de autoconocimiento de nosotras mismas y de nuestras propias necesidades.

La cuestión es que si no hicimos ese camino en su momento y nos vimos envueltas en situaciones no deseadas, nos sentimos rechazadas, abandonadas, lastimadas, hoy la vida nos da una nueva oportunidad de tomar la responsabilidad y el poder sobre nuestra vida y decisiones para evolucionar y evitar relaciones toxicas e insanas. Para ello es preciso un cambio de significado de todo lo ocurrido, dejando el papel de víctimas y construyendo nuestra personalidad guerrera, que se levanta con fuerza, ilusión y energía.

2. Vuelve a ti

Se trata de volver a tu centro, de entrar de nuevo en ti, porque un día te saliste y dejaste de vivir tu propia vida, enfocada en el otro. En el qué hará y qué no hará, si será o no feliz, si habrá encontrado pareja, si se acuerda de ti, si hubiera hecho esto o lo otro, si me hubiera dicho, si me habría llamado…Un sinfín de “ y si….”

No puedes resolver tu vida desde otro lugar que no sea ese, “estar en ti” “en tu centro”. Desde ahí tomas las riendas de tu vida y puedes dirigirla. Respetándote, amándote, cuidándote, escuchándote y priorizándote. Hay una mujer sabia dentro de ti, poderosa, inteligente, con grandes dones y talentos. Cuando seas capaz de entrar en ti y ver toda esa grandeza y reconocer que eres una mujer completa, que no necesita de nadie que le complemente…Desde ahí podrás relacionarte con los demás, de una forma sana. Sabiendo quien eres, desde la “no necesito que me des, para ser”, puedes atraer a tu vida lo que de verdad mereces.

También sucede que muchas mujeres por cultura, costumbres heredadas, religión, creencias…a veces tenemos un patrón de complacencia, de querer cuidar, agradar al otro, de ponernos en segundo plano y priorizar las necesidades de los demás. Es hora colocarte en el lugar que mereces. En el centro de tu vida.

3. Cambia tu enfoque y tu manera de percibir la realidad

Porque no es lo que te está ocurriendo sino la interpretación que le estás dando.

Esto hace que te sabotees y que provoques un conflicto interno en tu cabeza que te afecta física y emocionalmente.

Puedes preguntarte ¿para qué? en vez de ¿por qué me ha pasado esto a mí? Desde ahí, entenderás que hay otro significado. De oportunidad, de aprendizaje, de regalo de la vida para que aprendas a quererte, a valorarte… a saber quién eres realmente. Podrás darle un nuevo rumbo a tu vida, abrirte a nuevas oportunidades, comenzar un camino siendo tú, auténtica y libre. Para ello es importante salir de la queja y el victimismo “soltar ese patrón mental”, liberarte y comenzar una relación sana contigo que te va a llevar al autodescubrimiento de todo tu potencial y grandeza.

4.Perdona

Es un salto importante en nuestro esquema mental, el mayor acto de amor. Primero hacia nosotras mismas y luego hacia el otro. Es tomar conciencia de que para sanar hay que perdonar y para ello tenemos que abrir nuestra mente a nueva percepción más amplia desde el sentir y no desde la mente, que siempre te dará razones para quedarte en la rabia, la culpa y el juicio.

Es un proceso de vaciar y soltar de todas las creencias y pensamientos que tenía hacia el otro para entrar en un estado de paz y armonía, llegando a la comprensión de que todo tiene una para qué, un sentido. Y desde ahí acepto y perdono. Quizás necesites distancia, interiorización, un periodo de sanarte en profundidad a solas contigo o a través de terapia para después retomar tu vida desde ese estado de conciencia de que “todo está bien”. Y lo sabrás cuando recordar a tu ex, tu relación no te provoque resentimiento, proyección de culpa, tensión emocional, conflicto y sufrimiento.

5.Agradece

Agradecer implica como te decía anteriormente, abrir tu conciencia. Es cambiar tu enfoque y cambiar tu vibración, subiéndola a un nivel superior. Entrar en una fase de liberación, en la que amplias y te abres a tu luz y esencia de amor, que te hacen mirar desde tu corazón, el regalo que te trajo la vida con esa relación. Y agradeces lo vivido, lo aprendido, lo compartido. Es entonces cuando el universo entiende el espacio que dejas en tu vida para que entre lo nuevo. Tu interior limpio, sanado, es capaz de llenarse de nuevas vivencias, relaciones…

Todo comienza con querer ser feliz, tomar la decisión y ello te lleva a un cambio de actitud en que te has colocado en el eje de tu vida, que mueve su energía de amor de dentro afuera con la libertad que tienes desde el ser que eres.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar